El pasado mes de mayo (del 21 al 27) han tenido lugar los Campeonato de España Cadete. Como en años anteriores esta temporada también hemos tenido  designación arbitral madrileña. En la categoría masculina ha participado Rodrigo Garvín, y en la categoría femenina Asun Langa. Esta última, además, tuvo el premio de dirigir la final del Campeonato entre Stadium Casablanca vs Snatts Sant Adriá. Hemos hablado con ellos para que compartan con nosotros, en primera persona, sus experiencias. Esto es lo que nos han contado…

¿Qué significa para vosotros pitar este Campeonato de España?

GARVIN: Pues la noticia de asistir a este campeonato fue una grata e inesperada sorpresa, y fue una forma perfecta de acabar la temporada disfrutando del baloncesto 100×100 durante una semana.

LANGA: Para mi e imagino que para el resto de mis compañeros, es un premio y un honor poder participar en este campeonato. Es el fin de fiesta de todo un año de trabajo, esfuerzo y progresión.

Dicen que pitar esta categoría es especial… ¿lo corroboráis?

GARVIN: No creo que solo esta categoría sea especial, cualquier campeonato, en mi opinión, es especial ya que durante varios días vives las 24 horas con baloncesto y arbitraje, y además lo compartes con compañeros de todas las comunidades que comparten esta afición contigo por lo que puedes disfrutarla aún más.

¿Nos contáis cómo es un día para vosotros de campeonato?

GARVIN: Pues yo pensaba que este año íbamos a tener más tiempo libre para conocer la ciudad o ver partidos, pero al final los técnicos nos mandaron trabajo en grada con los compañeros, así que por la mañana nos levantábamos entre las 8 y las 10 (dependiendo de los partidos que tuviésemos), y bajamos a desayunar con el compañero que teníamos el partido. Nos íbamos a preparar y bajábamos a la furgoneta para que los compañeros de la organización nos llevaran al campo. Tras arbitrar vuelta al hotel a comer  (solíamos comer en 2 grupos dependiendo de los horarios, unos sobre la 1 y media y otros sobre las 3). Por la tarde se repite la misma rutina pero en vez de arbitrar íbamos a pista a grabar a compañeros o hacerles minutajes para poder hacer un trabajo de video mucho más rápido postpartido. Salvo un día que toco doblar, el resto se alternaba arbitrar y grabar o grabar y arbitrar (mañana y tarde). Por la noche ya cenábamos todos juntos, donde hablábamos de cómo había ido el día, y tras la cena teníamos una reunión técnica y después tiempo libre hasta la 1, que utilizábamos para dar una vuelta por la ciudad y tomar una coca-cola.

LANGA: El día a día ha sido muy entretenido. He tenido la suerte de que mi campeonato se celebraba en Huelva, en el Resort Punta Umbría, donde estaban alojados la mayoría de equipos, por lo que el ambiente era muy bueno.Desde por la mañana quedamos a desayunar con los compañeros que más o menos arbitramos a la misma hora, y con tu compañero de ese día. Después solía prepararme la maleta y dejarlo todo listo hasta la hora de salida. En el tiempo libre nos reunimos en las habitaciones, en la terraza, dar una vuelta por la playa o vamos a ver algún partido que nos pille cerca del hotel y así vemos a compañeros y los equipos. Normalmente los árbitros de liga EBA tenemos un partido al día, por lo que ayudamos al resto de compañeros y les grabamos algún partido.  Después comemos y ya salimos a nuestro partido, y  por la noche cenamos todos juntos.

¿Cuál es el ambiente que se vive en los pabellones?

GARVIN: Había un gran ambiente en todos los partidos, todos los equipos llevaban grandes aficiones con ellos. Según llegaron los play-off el ambiente aumentó aún más y los pabellones estaban repletos de gente.

LANGA: Es increíble. Hay muy buen ambiente, mucha gente y haces muy buenas migas con los compañeros auxiliares y de la organización. Yo he tenido la suerte de ir en tres ocasiones a Huelva en diversos campeonatos, y es un placer y una alegría encontrarte de nuevo con los compañeros.

¿Cuál es el trato que tenéis con los jugadores? ¿Cómo se comportan con vosotros?

GARVIN: Es un trato cordial y educado donde ellos intentaban hacerlo lo mejor posible y nosotros también. Se podría afirmar que el trato era amable por ambas partes, los jugadores se comportaban de forma correcta con nosotros y viceversa. Creo que esto es fundamental para crear un buen ambiente durante el campeonato y nos beneficia a todos.

LANGA: Normalmente bastante bien. Durante el pre-partido yo suelo hablar de esto con mi compañero. Ser conscientes que estamos en un campeonato, que ellas se juegan sus cartas en cada partido y que el nivel de presión y tensión al que están expuestas es muy grande, por lo que somos conscientes de ello y tratamos de calmar, entender y comprender determinadas reacciones. En general el ambiente es muy bueno.

¿Qué diferencia hay entre este torneo y el resto de competiciones?

GARVIN: La mayor diferencia es que todo ocurre en una semana y una derrota puede decidir varias posiciones en el campeonato, por lo que jugadores y entrenadores tienen una exigencia aun mayor, y consecuentemente nosotros, como árbitros y parte del juego, también.

LANGA: En mi opinión, la diferencia principal es la tensión y la presión de los jugadores. Por otro lado, en la primera fase del campeonato suelen ser equipos desiguales, por lo que la diferencia de marcador es muy grande. Por lo menos a mí en mis primeros 3 partidos, la diferencia de puntos de un equipo a otro era de 30-40 puntos, por lo que tienes que saber leer el partido, no echar mas leña al fuego e intentar acabar el partido de la mejor manera posible para ambos equipos.

¿Tienes alguna anécdota del torneo que te apetezca compartir con nosotros?

LANGA: La verdad que en este campeonato no he tenido muchas anécdotas, en general me lo he pasado genial con mis compañeros, las charlas en la terraza, las risas por las noches, pero bueno, para mí un momento muy especial y la guinda del pastel fue dirigir la Final del Campeonato. Ha sido mi primera Final y fue uno de los días más felices de mi vida. Para mí fue la guinda del pastel, un premio al esfuerzo y trabajo de todo un año y por supuesto del campeonato. Fue un momento muy emocionante, rodeada de mis compañeros, técnicos, auxiliares y con la satisfacción de ver como cuando las cosas las haces con ganas, con ilusión, esfuerzo y optimismo, los sueños al final se cumplen.

Algo que quieras añadir…

LANGA: El recuerdo que me llevo del campeonato es una Camiseta firmada por todos mis compañeros, técnicos y los auxiliares de la final.