Compi del mes Febrero: Lucía Seco

Para los que somos auténticos dinosaurios del mundo del baloncesto nos parece que hay gente que acaba de llegar, ya que la realidad es que hemos tenido una gran renovación tanto de árbitros como auxiliares que ha servido para seguir enriqueciendo a nuestro colectivo. Este es el caso de Lucía Seco, y aunque nos parezca una recién llegada lleva ya varios años curtiéndose en las canchas y amenizando partidos con su simpatía. Es un placer contar en esta sección con una persona con tantas ganas de aprender y que es tan buena compañera que ya se ha ganado un hueco en el corazón de los más veteranos.

 

¿Cuántos años llevas como auxiliar?

Pues si mis cálculos no me fallan empecé como auxiliar en la temporada 2014/15 pero antes había sido árbitro. Empecé arbitrando con 16 años. Todavía tengo guardada alguna designación de hace bastantes años cuando estaba la delegación en Coslada y teníamos que ir personalmente a recoger las designaciones.

1ªNac Fem. – Pabellon Antonio Mata (Madrid). Duero y Manu como árbitros, Ayala, Sobrado y Lucía en la mesa

 

¿Qué te llevó a hacerte oficial de mesa?

Meterme en el mundo del arbitraje fue casi como una actividad más, como a muchos le habrá pasado. Todo mi grupo de amigas empezamos juntas a arbitrar partidos en la liga municipal de Coslada y las escuelas de Babybasket. Justo en esa temporada (2007/2008) organizaron un curso de árbitros en la sede de Coslada, así que nos apuntamos. Desde entonces, soy la única de ese grupo que he seguido en la federación, y ¡aquí sigo!

 

¿Qué es lo más duro de esta afición?

Lo más complicado es organizar el poco tiempo libre que te queda después de trabajar, estudiar y entrenar. Al final me paso prácticamente todo el fin de semana en un campo de baloncesto.

La gente fuera del mundo del arbitraje se sorprende porque el único tiempo libre que tengo lo dedico a anotar, pero yo lo veo como una afición y me lo paso muy bien con los compañeros.

 

Dia del federado 2019 – Complejo Deportivo Espartales (Alcalá de Henares). Cuéllar, Esteban, Ollero, Roa, Garvín, Sandival, Viedma, Salave, Ciller, Daniel, Quelar, Oliva, Ortin, Picazo y Decarlos

 

¿Qué es lo mejor de ser oficial?

Lo mejor de anotar es conocer a gente totalmente distinta que en otras circunstancias no hubieras conocido. Al final resulta curioso y te das cuenta de que este mundo es muy pequeño y llegas a conocer a gente con la que has jugado o te has enfrentado. También me gusta ver partidos entretenidos, algunas jugadas chulas y partidos de categorías de formación.

Junior NBA 2017 – Polideportivo Valleaguado (Coslada). Fuengirola, Lucía, Rebollo, Carlos, Naranjo y Eduardo

 

Después de tantos años, ¿cómo te tomas ahora los partidos?

Pues la verdad mentiría si digo que no me pongo nerviosa en algunos partidos, porque yo soy muy inquieta y la gente que me conoce lo sabe.

Al empezar tan joven arbitrando sí que sentía mucha inseguridad y eso lo trasmitía a mis compañeros, entrenadores y jugadores. Tengo algún mal recuerdo de esos primeros partidos, pero mi experiencia me ha ayudado a tener más seguridad y confianza en mí misma, y también conocer el reglamento ja, ja, ja. Aunque en algunos partidos de tensión o de las últimas fases me sigo poniendo un poco nerviosa, intento controlarlo poco a poco.

 

Fase Final Sub21 – Pabellón Antonio Diaz Miguel (Madrid). Sierra, Goncer, Vanvolsem y Delbaño. En la mesa, Amor, Uruguay y Lucía

 

¿Algún partido que recuerdes con especial cariño?

Resulta curioso que los partidos que mejor recuerdo tengo son los que he arbitrado: algún Play-Off o la primera vez que arbitré al Real Madrid – que me sorprendió la altura de los jugadores y el numeroso cuerpo técnico que tenían.

Como oficial de mesa guardo con gran cariño la Fase Final de Sub 21 del año pasado con Amor y Mari Luz, con partidos muy igualados, y el primer partido que fui con mi hermano.

 

Torneo de Alcalá – Colegio CSD Gredos San Diego (Alcalá de Henares). Guadalmez (el hermano de Lucía), Norte, Fronteras y Lucía

 

¿Alguna anécdota divertida?

Tengo muchas, pero una que nunca se me va a olvidar fue un triplete de escuela que arbitraba en un colegio de Madrid un sábado por la mañana, me llevé el coche y sólo pude aparcar en zona verde y bastante lejos del colegio. Al terminar cada partido me tenía que ir corriendo a cambiar el ticket y llegaba agobiada para tener que hacer el acta. Poco se habla del tema de aparcar el coche cuando se va un partido, ja, ja, ja.

 

CDM El Juncal – Alcalá de Henares. Giraldez, Langa, Villaseca y Lucía

 

¿Algún consejo a los que están empezando?

Que aprovechen cada partido para aprender de los compañeros, sobre todo de los más veteranos: que sean curiosos y no se queden con ninguna duda. Antes a mí me preocupaba mucho la grada y confundirme, pero al final somos personas que podemos cometer errores, y hay que asumirlos, reconocerlos y aprender de ellos. Con el tiempo vas a ir puliendo esos detalles y minimizando esos errores. Y sobre todo… ¡disfrutar mucho!