Ya somos muchos los que en periodo de campaña pensamos en nuestros compañeros auxiliares cuando vemos los debates televisados, y es que son ellos los encargados de cronometrar el tiempo que habla cada uno. De ahí saldrán estadísticas y mucho tema de conversación durante los días posteriores.

Nuestros compañeros en uno de los atriles del debate

Al no formarse gobierno tras las últimas elecciones han tenido trabajo doble, y allí han estado Alfonso Rodríguez, Elena Mendaña, Carlos Sedano y Andrés de la Coba.

Auxiliares antes de comenzar el debate

Elena Mendaña me cuenta que ellos ven el debate desde la unidad móvil y que una vez allí se reparten como les parezca quién cronometra a qué candidato. Tienen un cronómetro cada uno y un tiempo general de cada tramo del debate en el centro. Aunque Elena me comenta que los candidatos se portan bastante bien en lo que respecta a respetar los turnos de palabras, me confirma que cada vez que un candidato interrumpe, o añade algún comentario a otro, le va sumando tiempo intervenido. Además destaca que el debate a cuatro es bastante más divertido para ellos que cuando era con sólo dos candidatos.

En la unidad móvil. Se puede apreciar el tiempo para cada candidato así como el reloj de tramo en la parte central. El dispositivo para controlar el tiempo, que está sobre la mesa, parece inspirado en tendencias de Corea del Norte