Elena Jiménez, periodista de TVE y árbitra: «Me retiré hace casi 25 años, pero me sigo sintiendo árbitra, esto nunca muere»

Elena Jiménez es el rostro visible de cualquier cita olímpica que se de en TVE desde 1999. Su pasión por el deporte le han hecho retransmitir multitud de Juegos Olímpicos y forjar unas relaciones profesionales y de amistad con grandes como Pau Gasol o Amaya Valdemoro. Elena llegó al arbitraje de baloncesto casi de casualidad, como nos cuenta, pero el gusanillo todavía lo mantiene, a pesar de llevar 25 años fuera del mundillo arbitral. Aun así, se siente árbitra cada fin de semana cuando va a ver jugar a su hija, y nos ha querido contar acerca de su experiencia y consejos que daría a las nuevas personas que están comenzando a arbitrar ahora o se lo están planteando.

¿Cuándo descubriste que querías ser árbitra de baloncesto?

Ser árbitra no fue algo que tuviera en mente, ni una vocación. Yo jugaba al baloncesto en el equipo del colegio y siempre necesitaban a alguien para arbitrar los partidos de las peques. A mí no me importó y además me gustó. Luego seguí arbitrando a categorías senior y además me ofrecieron pagarme los partidos de una Liga interescolar. Por aquellos años, Eugenio Bermúdez, árbitro y tesorero de la FEB me animó a hacer un curso oficial en el colegio Caldeiro y ahí ya conseguí mi licencia federativa. Con ella podíamos entrar a la Ciudad Deportiva del Real Madrid a ver los partidos de la ACB. Unos años después conocí en el torneo Cabrino a Antonio Ballesteros, el presidente de la AMAAB y fue el que me dio el empujón definitivo para entrar en la Asociación, aunque compaginé mi faceta de jugadora federada y árbitra a la vez durante algunos años.

A lo largo de tu carrera, ¿con qué momentos te quedarías detrás del silbato?

Del arbitraje me quedaría por supuesto con los compañeros, es lo más bonito, el trabajo en equipo y la amistad. De mi época de árbitro EBA aún mantengo contacto con Rafa Fernández, Miguel Ángel Garmendia, Ángel de Lucas, Nacho Pereda y auxiliares como Elena Mendaña, Guadalupe Camacho, Pizarroso, Almudena Mercado…etc. Me retiré hace casi 25 años, pero me sigo sintiendo árbitra, esto nunca muere, sobre todo cada fin de semana cuando voy a ver los partidos de mi hija, jugadora de baloncesto. A veces lo echo de menos, y alguna vez les he arbitrado algún amistoso para no perder comba.
Uno de mis mejores recuerdos es el All Star que arbitré con Pilar Landeira en Fuenlabrada entre la selección española y un combinado de extranjeras de la Liga que se emitió en Teledeporte. Curiosamente, el comentarista Javi López es compañero periodista en Torrespaña y cada vez que vemos las imágenes nos reímos de lo jovencitos que éramos.

¿Alguna vez has entrevistado a algún jugador/a para tu trabajo al que también hayas arbitrado?

En mi época arbitral pitaba a todos los equipos de Madrid, así que, por mi silbato han pasado Alfonso y Felipe Reyes, Carlos Jiménez, Alberto Herreros, Isma Santos, Pepe Blanco, Javi Juárez, los Martínez Arroyo, Carlos Suárez, Amaya Valdemoro, Elisa Aguilar, Blanca Ares, Pepu Hernández y una larga lista de jugadores y entrenadores que luego he tenido la fortuna de entrevistar en sus respectivos equipos ACB, Liga Femenina y por supuesto en la selección española de baloncesto como enviada especial a cada campeonato desde el año 1999.


¿Hay que acercar más la figura del árbitro en los medios de comunicación? ¿Humanizarlo?

El árbitro es parte del juego y del baloncesto. Cuanto más conozcamos de su figura, del trabajo que hay detrás mucho. Esta idea de la ACB de microfonar durante los partidos y luego publicarlo me parece fantástica. Yo en una Copa del Rey en Gran Canaria pasé un día completo con el equipo arbitral en el hotel, charla técnica, en el vestuario prepartido y fue de los reportajes que mas me llenaron porque efectivamente humanizamos su figura que es esencial para que los aficionados nos vean como gente normal, con nuestros aciertos y errores, igual que los jugadores.

¿Qué es lo que has transferido del mundo del arbitraje al ámbito profesional y viceversa?

Del arbitraje me ha servido para mi carrera de periodista, la confianza en mí misma, la concentración, el trabajo en equipo, el carácter. Cuando tú tienes que hacer un directo y sabes que detrás de la cámara te van a ver millones de personas tienes que hablar convencida de lo que cuentas, con seguridad y sin miedos, igual que cuando arbitras una final. En TVE necesitas que todos tus compañeros te arropen (los cámaras, productores, realizadores, el conductor del coche, la maquilladora, el mezclador…etc.) así que, si no sabes trabajar en equipo, ser diligente, organizar y tener empatía con todos, tu noticia, tu trabajo no sale adelante, igual que en los partidos de baloncesto donde hay un equipo detrás que te respalda. Trabajo en EQUIPO siempre.

Por último, ¿qué consejos le darías a quienes están ahora planteándose ser árbitro/a de baloncesto?

Quien quiera ser árbitro o árbitra que lo haga convencido/a, que imprima carácter en sus decisiones, que se entrene para ello (sobre todo para aguantar la presión), que pregunte, que tenga mano izquierda, que dialogue y que, sobre todo, disfrute.