Raúl Zamorano ha sido propuesto por la FEB como árbitro internacional. Tras cuatro temporadas con árbitro en la Liga Endesa y a punto de conseguir la licencia negra, nos concede esta entrevista.


¿Qué hay que hacer hoy en día para poder ser un árbitro internacional? ¿Cómo va lo de las tarjetas de colores?

La federación Española en estrecha colaboración con la ACB propone a sus candidatos a árbitro internacional. Estos son vistos por la FIBA, en primera instancia en un campeonato internacional, que en mi caso fue en Hungría. 

Cada licencia te permite participar en determinadas competiciones de la FIBA.


Las licencias que se dan son de dos años, ¿para renovarlas hay que iniciar de nuevo todo el procedimiento, es decir, hacer otro FIBA Camp y que te proponga tu federación?

No es necesario todo el proceso. La Federación Española propone a sus árbitros y es FIBA quien acepta los candidatos tras pasar un examen teórico.


¿Que tal fueron los FIBA Camp? ¿Es difícil pitar con árbitros de otros países o es parecido a cuando en España ibas a un campeonato con compañeros de otras comunidades?

En mi caso, fue muy enriquecedor el poder compartir pista con compañeros de otras latitudes. Se asemeja a un campeonato de España, pero con el aliciente de una comunicación en inglés.


¿Qué opinas del condicionante de la edad?

No sabría que decirte. Entiendo que el limitante de edad está establecido pensando en la capacidad de aprendizaje de un árbitro más joven, pero los árbitros somos capaces de seguir evolucionando durante toda nuestra carrera.


El IRS (instant replay system) se utiliza actualmente en muchos deportes. En rugby inglés, NFL o tenis funciona estupendamente, ¿por qué parece que le cuesta arrancar en el deporte español? ¿No pensáis que es una herramienta realmente útil?

Nosotros ya lo usábamos desde años atrás. Sí es cierto que en fútbol es más novedoso, pero creo que el recibimiento ha sido positivo en líneas generales.


¿Qué significa para ti que te hagan árbitro internacional?

Te puedes imaginar que un orgullo tremendo…


¿Crees que la internacionalidad supone un esfuerzo personal mayor que el que ya supone ser árbitro de la Liga Endesa? ¿Cómo se puede compaginar un trabajo o una vida personal con el arbitraje? Son muchos viajes, muchas horas…

Desde luego. Son viajes todas las semanas por Europa, incluyendo campeonatos en verano…

Con un trabajo difícilmente y con una vida personal con mucho tacto supongo…


¿Cuáles son ahora tus retos como árbitro?

Todo lo que venga será bien recibido.