Propósitos para el 2021

Se acaba 2020. Ese maldito año. El que nos ha privado de las sonrisas espontáneas. Ahora vamos como si fuera invierno todo el año, con la nariz y la boca cubiertas. Suerte de las miradas, las que nunca engañan. Se acaba 2020, un año en el que tuvimos que detener nuestra actividad. Nosotros también lo hemos sufrido. Como deportistas, e integrantes (fundamentales) del juego, hemos tenido que reinventarnos. Formarnos, darle al coco. Siempre virtualmente, qué remedio.

¿Y cómo debemos afrontar 2021? Os dejamos algunos propósitos para el inicio de una nueva década.

  • Mantenernos en forma. Aunque el proceso de vacunación ya ha empezado en nuestro país, es probable que aún no podamos reanudar la actividad deportiva como queremos, así que deberemos seguir trabajando nuestro físico para estar listos cuando tengamos luz verde. Pasear a un ritmo alto, ejercicio aeróbico en casa y hacer estiramientos son algunas opciones que os planteamos. Dedica una parte del día a tu cuerpo (30 minutos mínimo).
  • Seguir aprendiendo. Sea cual sea la actividad deportiva posible, siempre es positivo continuar con nuestra formación. Esto no implica necesariamente aprender mejor las normas o criterios, sino atender a seminarios y/o clínics para intercambiar opiniones.
  • Analizar partidos. Por suerte, las competiciones profesionales se están desarrollando con una relativa normalidad. Más allá del disfrute (ocio), es una gran oportunidad para analizar cómo arbitran nuestros compañeros. Los gestos, la colocación, la toma de decisiones. Diferentes partidos (de nivel), diferentes árbitros (no solo españoles), diferentes competiciones (los criterios, sobre todo a nivel de contactos, son ligeramente diferentes).
    • Si tenemos tiempo, y paciencia, un ejercicio interesante puede ser apuntar en una hoja todas las acciones que consideramos que han sido mal arbitradas o no entendemos por qué se ha hecho una determinada señalización. Es un ejercicio individual que puede compartirse con un colectivo si se acuerda ver el mismo partido.
  • Ejercitar la mente. Nuestro trabajo es complejo y uno de los problemas que podemos encontrarnos a la vuelta de la normalidad es que hayamos perdido reflejos o velocidad mental. Es recomendable hacer ejercicios o jugar a juegos que impliquen tener una velocidad de reacción.
  • Leer. Relacionado con el punto anterior, puede ser interesante para mejorar nuestra labor en la cancha el leer libros/artículos relacionados con la gestión de las emociones, de la presión… Nunca (o sí) hemos recaído en ello y es un aspecto a tener en cuenta.

Encontrar una motivación, aprender a desconectar y planificar es importantísimo.

Esperemos que este artículo os ayude a afrontar 2021 con más entusiasmo. ¡Feliz año!